Entrevista a Maribel Mabel, autora de “Entre almas”. Por Mar Cantero.

Entrevista a Maribel Mabel, autora de “Entre almas”. Por Mar Cantero.

Entrevista a Maribel Mabel

Autora de “Entre almas”

Por Mar Cantero

¿Conoces la voz de tu alma?

¿Sabes cuál es tu misión en este mundo?

¿Te gustaría conectar con ese mundo paralelo al que todos iremos tras morir?

En su libro “Entre almas”, Maribel Mabel utiliza a sus personajes para llevar al lector por un viaje al interior de su alma. A través de la historia va mostrando el camino que cada cuál deberíamos recorrer para sentir que estamos conectados con nuestro mundo interno y con el Todo. Es un libro ameno, con un tono casi infantil y sencillo, que ayuda al lector a comprender ciertas enseñanzas y, sobre todo, a encontrar su propia sabiduría interior. 

 

Maribel, ¿existen los universos paralelos? 

Pasado, presente y el futuro son tres realidades simultáneas transcurriendo a velocidades diferentes. Y este presente que vemos y vivimos es solo uno, de un numero infinito de realidades y de diferentes posibilidades. Nuestra versión de la realidad no es la única, hay más de lo que ven nuestros ojos. Esto resulta especialmente interesante para mí, por el hecho de que tengo la posibilidad de escoger entre multitud de futuros disponibles. Entramos en la apasionante física cuántica y ya sabemos la complejidad que tiene explicar estos conceptos.

En tu libro “Entre almas” hablas de la muerte como un cambio de misión. ¿Puedes explicar esto a los lectores de Mentes abiertas?

El ser humano tiene tres momentos transcendentales en su vida nacimiento, crecimiento y muerte. Lo que hacemos durante nuestro periodo de existencia física y todas las experiencias que acumulamos van a ser decisivas tras la partida y el nuevo comienzo. El alma guarda el historial de todos nuestros actos, pensamientos y sentimientos. Por eso, en cada persona, ese cambio de misión será diferente según haya empleado su vida terrenal.

 

¿En el aura llevamos marcadas las experiencias vividas y las lecciones aprendidas?

Esta es una buena pregunta para Violeta una de las protagonistas de Entre Almas. Ella dice que cada persona refleja con la luz de su aura la huella digital del espíritu. Para mí, el aura es el campo de energía que rodea a las personas, siempre está a su alrededor y la acompaña, algunos la pueden ver y otros la pueden sentir. Todos hemos tenido la experiencia de conocer a una persona y nos ha dado esa impresión extraña, tanto positiva (utilizando expresiones como “esa persona tiene ángel”) como negativa (“esa persona tiene el aura oscura”).

También hablas del plan de tu alma, ¿qué nos puedes decir sobre esto?

Creo que nuestra alma tiene el anhelo de realizar su misión, todo depende de lo atentos que estemos para escuchar el camino que ella nos quiere marcar.

Es cierto que, en ocasiones, somos nuestro peor enemigo. ¿Cómo podemos cambiarlo?

El problema está en la mente humana, hemos estado condicionados desde pequeños ha pensar que vivimos en un mundo escaso y tenemos grabados cada uno de nosotros unos parámetros limitantes de nuestras capacidades porque así nos lo han repetido muchas veces. La mente está bien entrenada y siempre nos lo recuerda y nos limita con pensamientos del tipo: yo no puedo, yo solo demasiado mayor, no tengo dinero, estoy enfermo, no tengo suerte, no se hacer nada, todo me sale mal, no soy atractivo, no se hablar…. Hay que evitar que la mente nos cuente todas estas historias que nos empequeñece, nos asusta, nos anula y nos paraliza. Todo el proceso de transformación está fundamentado en dejar de reaccionar basados en el miedo y responder en base a las emociones de la fe, de la ilusión y de la confianza en lo que realmente somos.

En tu libro, también dices que hay un mundo mágico que cohabita con el nuestro. ¿En qué te basas para afirmarlo?

Vivimos en la tercera dimensión percibimos nuestro entorno en función de la longitud, latitud y altitud, y de manera simultánea, aquí también se encuentra la cuarta dimensión que es invisible a nuestros ojos, pero existe. Yo me baso para afirmarlo por mis estudios y experiencias con los sueños. Durante el sueño entramos en la cuarta dimensión por eso muchos sueños no son sueños en realidad, son experiencias vividas en la cuarta dimensión, tan reales o más que lo que vivimos en este plano físico. Algo realmente fascinante.

 ¿Algunas personas han venido al mundo para limpiar el árbol familiar? ¿Por qué y cómo pueden hacerlo?

Hay mucho sufrimiento en las familias por hechos pasados que se ocultan y se ven como los roles familiares, que se repiten una y otra vez, sin remedio aparente. Comportamientos extraños que no se sabe de dónde vienen. Creo que hay personas concienciadas en limpiar su árbol genealógico, es un trabajo complicado que requiere de un estudio completo del árbol y de todos los familiares que lo integran y desvelar todo ese dolor acumulado, generación tras generación, para evitar futuras repeticiones.

 ¿Por qué crees que es importante creer, incluso antes de ver?

Es la base para que cambiemos nuestras vidas, es la única manera de darnos la oportunidad de salir de los límites escasos, estrechos y muy marcados, en los que nos encontramos dentro de nuestra mente. Creer sin ver, significa entrar en un nuevo espacio mucho más amplio, sin límites. El espacio del sentir interior, del corazón. El espacio del alma. 

¿Puedes hablarnos sobre la ley del espejo, de la que hablas en tu libro?

Claro que sí, mira te pondré un ejemplo. Si tú, Mar, me das un consejo de amiga y me dices: Maribel deberías controlar tu ego. Yo lo niego, no reconozco que sea así, porque no puedo verlo. Pero si en lugar de eso, me pones un espejo donde yo puedo ver el ego en otra persona, eso me hace reaccionar y reconocer: ¡Anda, si yo soy como esa persona, si actúo igual! Con este ejemplo quiero explicar que nos reconocemos a través de otras personas y gracias a esto podemos darnos cuenta de cómo somos y de quiénes somos, y nos da la oportunidad de cambiar.

 ¿Y qué puedes decir a nuestros lectores sobre los sueños?

¡Muchísimo!  Los sueños son fundamentales para el equilibrio de nuestra vida. Nuestra naturaleza está concebida para recibir mensajes vitales durante el sueño. Deberíamos prestarle mucha más atención y explorar los recuerdos, las emociones, las experiencias… a las que te lleva la mente por las noches. Es una fuente muy valiosa para recibir inspiración, explorar en nuestro interior, conocernos a nosotros mismos y lo más transcendental a través de los sueños podemos crear nuestra realidad.

 

Maribel Mabel, desde niña diferentes experiencias de naturaleza espiritual le hicieron interesarse por todo lo relacionado con el alma humana. Su extraordinaria sensibilidad y su pasión por los sueños la llevó a realizar un trabajo diario de investigación, con la ardua tarea de recopilar y hacer el seguimiento de cada uno de los sueños y sucesos que llegaban a su vida. Su proyecto, que ha durado años, ha sido minucioso, documentado al detalle e ilustrado para no perder la esencia de esas increíbles experiencias vividas. La conclusión obtenida tras el análisis de todas las teorías planteadas es que la magia es real y un mundo oculto cohabita con el nuestro.

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión. 

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores. 

¿Sabes lo que es una crisis de ansiedad? Yolanda Mármol

¿Sabes lo que es una crisis de ansiedad? Yolanda Mármol

¿Sabes lo que es una crisis de ansiedad?

PUEDE QUE LA HAYAS SUFRIDO Y NO LO SEPAS

Por Yolanda Mármol

Cuando la ansiedad, el pánico y las crisis de ansiedad nos atrapan, sentimos una rueda de emociones que gira y gira alocadamente hasta el punto de llegar a pensar que nos estamos volviendo locos. Si sufres o has sufrido alguna vez una crisis de ansiedad, me estarás entendiendo perfectamente.

En mi caso, la primera crisis de ansiedad hizo su presencia en cuestión de segundos (o así lo creía), pero por mucho que a priori -desde el miedo o desconocimiento- lleguemos a pensar que no hay nada aparente para que nos esté pasando eso, creo firmemente que sí lo hay, y mucho. Son como gotas de agua que han ido cayendo y cayendo hasta que el vaso se ha desbordado. Y, ¿qué sucede cuando se desborda?

SÍNTOMAS FÍSICOS EN UNA CRISIS DE ANSIEDAD

Los clásicos síntomas físicos que se sufren en una crisis de ansiedad pueden ser tantos y diversos como personas la sufren, pero todos ellos tienen algo en común, y es el sentimiento de miedo a morir en ese mismo instante, de estar sufriendo un infarto o, como decía al principio estar volviéndonos locos.

Dicho esto, diré los síntomas más característicos que pueden darse en una crisis de ansiedad:

Taquicardias: el corazón late de una forma más rápida de lo normal y habitual.
Sensación de falta de aire: es una sensación ya que, estamos hiperventilando y recibiendo todo el oxígeno, y más.
Sudores, etc.

Todos estos síntomas y muchos otros nos hacen llegar al pánico y al terror en cuestión de segundos porque como ves son síntomas que tenemos en órganos vitales como puede ser el corazón; pero repito, son todas sensaciones, muy horribles sí, pero no son mortales ni muchísimo menos, al contrario, es porque nuestro cuerpo está preparado para la supervivencia.

No existe una respuesta única e igual para todos, ya que cada persona es diferente y tiene su propia historia de vida y sus respectivas creencias, pero a lo que sí he llegado a la conclusión, tras muchos años investigando, leyendo y hablando con personas que han sufrido crisis de ansiedad, es que a lo mejor en el momento que nos da la primera crisis, nuestra vida puede ir (o no) estupendamente y podemos estar dándole vueltas sin sentido a la pregunta ¿por qué me pasa ahora esto a mí?

Me explico… Nuestro cuerpo tiene un sistema muy inteligente para la supervivencia. Seguramente, antes de sufrir la primera crisis de ansiedad, nuestro cuerpo ha estado recibiendo mil y una señales para que le hiciéramos caso, pero estábamos tan ocupados que no lo escuchábamos, o no nos interesaba escucharlo en ese momento, ¿te suena algo de lo que te digo?

Lo primero y más importante para poder vencer las crisis de ansiedad, es algo tan básico y que parece muy lógico pero que la mayoría de personas no hacemos bien: 

RESPIRAR

Sufrimos ansiedad por muy diversas causas, pero un sentimiento común a ella es el miedo, consciente o inconsciente que sufrimos. Si sentimos miedo es porque nuestro inconsciente sabe que no estamos viviendo de forma sana, alineada ni coherente. 

 

¿Alguna vez te has notado agotado/a y aun así has tirado para adelante pensando: “ya descansaré, ya se me pasará” o algo similar?

¿Alguna vez has sufrido dolores de cabeza, que ni el más milagroso analgésico, ha conseguido aliviarte?

¿Alguna vez has tenido temporadas de muy mal humor, sin saber exactamente por qué, y has pensando que todos tenían la culpa de ello?

¡Stop! Tal vez si has respondido que Sí, es porque ya has pasado por esto o estás pasando.

¡Presta atención a tu cuerpo ¡es tu mejor consejero y confidente!

Lo que quiero que entiendas con esto que te digo, es que nuestro cuerpo nos envía señales de alerta para decirnos que algo estamos haciendo mal con nuestras vidas, sea en el ámbito que sea. ¡Pasa inventario a tu vida!

Me explico: Si queremos estar sanos, es decir, pensamos en estar sanos, pero luego fumamos, no andamos, etc., aquí hay una incoherencia ¿lo ves? Entonces es muy importante, vivir en coherencia, pensar, sentir y hacer lo mismo.

Cuando estamos ansiosos, hiperventilamos, es decir, respiramos más rápido de lo normal, y con respiraciones más cortas, y por lo tanto inhalamos muchísimo oxígeno y exhalamos muy poco dióxido de carbono.

¿QUÉ HACER ANTE UNA CRISIS DE ANSIEDAD?

Ante una crisis de ansiedad, o si sabes que eres propenso a ellas, es muy importante respirar dentro de una bolsa de plástico para equilibrar los niveles de O2 y CO2.

Pedir ayuda: no es de débiles ni cobardes (al contrario) pedir ayuda. Todos tenemos momentos delicados en los cuáles no podemos hacer frente nosotros solos. Pedir ayuda abarca tanto en momentos puntuales de crisis de ansiedad, como pedir ayuda a familiares y amigos, y si lo crees conveniente ayuda profesional. Solo tú, sabes cuando la necesitas. Recuerda lo que dije anteriormente sobre las señales. ¡No te resistas!

¿QUÉ HAGO PARA QUE NO SE REPITA UNA CRISIS DE ANSIEDAD?

Una vez la crisis remite, si no se le pone freno mediante otra forma de vida, otra forma de pensar y vivir, es muy probable que las crisis se repitan.

Es muy importante aprender a relajar nuestro cuerpo y nuestra mente: en mi caso me va muy bien el yoga, pero tienes que ver qué actividad te ayuda a ti personalmente a calmar tu cuerpo y tu mente. ¡Cada persona es un mundo!

Meditar: la meditación nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos, calmar nuestra mente y a estar en el momento presente ¡Elige la meditación que más te guste!

Actividades creativas: bien sea pintar, escribir, el arte, la música. En mi caso me ayuda muchísimo escribir como ya sabes y pintar mándalas.

 

Aprender a pensar en positivo: El pensamiento tiene una influencia poderosa en nuestra psique y organismo, tanto para bien como para mal.

No querer estar a la altura de nadie: tienes que estar a tu propia altura; solo tienes que saber qué es lo que a ti te va bien y lo que no; muchas veces sabemos que tenemos que decir NO a alguien o algo y decimos SÍ por compromiso. Atiende primero tus prioridades y no te compares con nadie.

PREGUNTAS PODEROSAS PARA SUPERAR A MEDIO Y LARGO PLAZO LAS CRISIS DE ANSIEDAD

Las preguntas que me han ayudado a ser quien soy ahora mismo son sacadas de mentores que me ayudaron, de libros diversos, y de diversos descubrimientos: 

¿Quién soy?  

¿Qué siento y por qué lo siento?  

¿Qué intenta comunicarme mi cuerpo?  

¿Qué quiero y qué me hace feliz?  

¿Cuál es el camino que tengo que recorrer para conseguir la vida que quiero?  

La enfermera olvidada, Lola Montalvo

La enfermera olvidada, Lola Montalvo

LA ENFERMERA OLVIDADA

Mary Seacole (1805-1881)

Por Lola Montalvo

Se llamaba Mary Jane Grant y nació el 23 noviembre de 1805 en Jamaica; su padre era un soldado escocés y su madre, una mujer negra, tenía una pensión o residencia para personas inválidas o enfermas. De ella aprendió sus primeros conocimientos de cuidados basados en la medicina criolla, dado que fue una afamada curandera en Kingston, Jamaica.

Hace unos días, el 12 de mayo, se celebró el «Día Internacional de las Enfermeras» fecha que se eligió porque es el natalicio de Florence Nightingale, la mujer que sentó las bases de la profesión enfermera moderna. Fue una figura importantísima en la historia moderna de la enfermería, aplicó el método científico, las matemáticas y la estadística a los cuidados. Fue una reconocida heroína en la Guerra de Crimea (1853-56) gracias a su innovadora labor como enfermera; fue ensalzada por la prensa de la época y se convirtió en un mito viviente en la Inglaterra victoriana. Es incuestionable que, gracias a la que fue llamada la «Dama de la Lámpara», la enfermería como profesión y el cuerpo de conocimientos que la respalda en la Ciencia del Cuidado supone un antes y un después. Lo que muy pocas personas saben es que Florence Nightingale no estuvo sola en la ingente labor de atender, asistir, cuidar y hacerse cargo de los enfermos y heridos en la horrible contienda de la Guerra de Crimea; Mary Seacole también estuvo allí y trabajaron ambas con un protagonismo similar; pero todos conocen a Nightingale y casi nadie conoce a Seacole. Dos mujeres muy distintas como veremos.
Desde los doce años de edad Mary ayudó a su madre en su atención a inválidos y enfermos. Sus conocimientos de medicina local los pudo ampliar con prácticas médicas más modernas gracias a su afán viajero, de tal forma que antes de su boda en 1836, viajó por Caribe: Cuba, Haití y las Bahamas, América Central y Gran Bretaña. Fue una mujer muy emprendedora porque en sus viajes realizó varios remedos comerciales y siempre supo financiar sus proyectos. Fue una mujer resuelta y muy inteligente. Se casó con Edwin Horatio Hamilton Seacole, un soldado británico que falleció en 1844, el mismo año que su madre. Mary, entonces, se ocupó de la residencia que ella había dirigido. En 1950 hubo una horrible epidemia de cólera en Jamaica y ella se dedicó a ayudar y cuidar a los enfermos. A esas alturas, su vocación estaba bastante definida y sus conocimientos la hicieron muy popular en la región. Se trasladó a Panamá para vivir con un hermano, pero el cólera apareció allí también. Su experiencia con la enfermedad fue determinante y en esta ocasión fue resolutiva y más eficaz: entendió la necesidad de fomentar la higiene, la ventilación de los hogares y de los hospitales. Se preocupó, además, de mejorar la alimentación de los enfermos y convalecientes y propuso nuevos tratamientos. Llegó a convertirse en toda una autoridad en enfermedades tropicales. Su competencia y experiencia no pasaron desapercibidas de tal forma que la reclamaron en el cuartel general del ejército británico en Up-Park Camp en Kingston para supervisar sus servicios de enfermería.
La Guerra de Crimea Aunque le iba muy bien, en 1854 se trasladó a Inglaterra. El motivo no fue otro que las noticias que le llegaban de la Guerra de Crimea. Las batallas generaban miles de heridos, pero supo que las epidemias de tifus, cólera y disentería eran las que en realidad diezmaban a los soldados: sus conocimientos de higiene y sanidad podrían ser muy útiles allí. Además, tuvo noticias de que se buscaban enfermeras con experiencia; se reclutaron 38, entre ellas Florence Nightingale a la que se puso al frente de las mismas para ocuparse del hospital Scutari; Mary llevaba las mejores cartas de recomendación firmadas por distintos médicos militares. Solicitó una entrevista al Ministerio de Guerra, a otras dependencias de gobierno y a la misma Florence Nightingale. Y Mary Seacole fue rechazada. Ella siempre pensó que, detrás de esta negativa estuviera el hecho de que era negra, no su falta de experiencia que quedaba demostrada con las cartas presentadas. Y seguramente estaba en lo cierto.
Por aquéllas fechas ya contaba con 50 años. Su capacidad de tomar decisiones y de ser resolutiva ante las adversidades ya había quedado patente en otras etapas de su vida. Por ello, no se arredró; se hizo con un importante acopio de alimentos y medicamentos y viajó a Crimea por sus propios medios; estableció allí su «The British Hotel» en Kadikoi, cerca de Balaclava, donde se encontraba el principal campamento militar, dispuesta a poner en práctica sus conocimientos como enfermera y los cuidados que llevaba aplicando casi toda su vida. En la planta baja funcionaban un bar y una despensa y los pisos superiores eran su hospital. El bar y la despensa le permitían financiar sus servicios de enfermería. Numerosas veces se presentó en el campo de batalla, en las trincheras, para llevar té, limonada y tabaco a los combatientes, además de medicamentos a heridos y enfermos. Atendía a los hombres, incluso, en los campos de batalla. Gracias a su trabajo y dedicación se le dio el cariñoso sobrenombre de «Madre Seacole» o «Mamá Seacole», los soldados la respetaban y la querían. Hoy día es incuestionable que en la Guerra de Crimea la labor de las enfermeras, entre las que se encuentran Mary Seacole y la reconocida Florence Nightingale, salvó la vida de miles de soldados al aplicar novedosas medidas de higiene y salubridad. Eso sí, la forma de trabajar y de cuidar de una y otra eran diametralmente diferente; pero, cada una en su estilo, ambas fueron determinantes.

Tras la guerra Seacole regresó a Inglaterra arruinada y con una frágil salud. Su trabajo no había sido reconocido ni respetado por las autoridades. Aunque sí es cierto que algunos periódicos se hicieron eco de su desinteresada labor y le dedicaron portadas; esto sirvió para que fuera conocida la difícil situación económica en la que se encontraba tras la guerra, así que 1857 se organizó un festival benéfico para recaudar fondos al que asistieron miles de personas. Mary aprovechó el tirón de su flamante fama y publicó sus memorias con el título Las maravillosas aventuras de la señora Seacole en tierras lejana (Wonderful Adventures of Mrs Seacole in Many Lands) y cuyo éxito le posibilitó cierto desahogo económico. Algunos países de los que participaron en la guerra le otorgaron medallas de reconocimiento por su magnífico trabajo. Aun así, Mary Seacole murió olvidada: falleció el 14 de mayo de 1881 y fue enterrada en el cementerio católico de St. Mary en Kensal Green.

Su recuerdo fue absolutamente engullido, casi sin dejar rastro, por el paso del tiempo de tal forma que muy pocas personas saben hoy quién fue y qué hizo Mary Jane Seacole. El libro Los versos satánicos de Salman Rushdie, (1988), recoge una frase que muy bien puede resumir el motivo de este injusto olvido «Mira, aquí yace Mary Seacole, quien hizo tanto en Crimea como otra dama de lámpara mágica, pero, al ser negra, apenas podía verse por la llama brillante de la vela de Florence» En 1991 se le concedió a título póstumo la Orden del Mérito de Jamaica y en 2004 fue proclamada por el Reino Unido «la más grande británica negra». Además, hay una Fundación de la Unesco que lleva su nombre.
Sirva este artículo para hacer un pequeño homenaje y reconocimiento al trabajo y a la dedicación de una magnífica enfermera, Mary Jane Seacole, a la que la historia borró de forma estúpida e injusta solo por ser de raza negra. Debería haber sido encumbrada al lado o cerca de Florence Nightingale, dado que ambas, cada una a su manera innovaron en la ciencia del cuidado en un lugar y conflicto muy icónico. Nightingale fue el orden, la disciplina y el estudio académico; y Seacole fue el instinto, el coraje, la empatía, el corazón… Creo que, si Mary Seacole no hubiera sido negra, Florencia Nightingale la habría entrevistado y aceptado sin dudar en su equipo de enfermeras, habría valorado sin pestañear su experiencia y sus conocimientos; pero el racismo lo impidió. Lo realmente fascinante de esta enfermera es que no se rindió y a las dificultades que en esos tiempos sufrían las mujeres, sólo por el mero hecho de serlo, para llevar a cabo cualquier proyecto por su cuenta, se sumaba el rechazo general a nivel social que se tenía hacia las personas negras. Aun así, con todo en contra, Seacole se fue a Crimea e hizo lo que creía que tenía que hacer. Fue una magnífica mujer. Me gustaría saber que ahora se la conoce un poquito más.
Referencias:

Subscríbete a

MENTES ABIERTAS

Conexión interna, Laura Solís

Conexión interna, Laura Solís

Conexión interna

Por Laura Solís

Hola, ¿cómo te encuentras?

Hace tiempo que alguien no lo preguntaba, o tal vez sí,

hoy quise romper el patrón de ayudarte

a preguntar tu estado de ánimo.

Todos los días vivimos diferentes procesos, unos causan miedo, estrés e incertidumbre, pero ¿por qué centrarnos de esa manera?, ¿por qué no intentar expresarlos.

¡Oye, Laura!  ¿Cómo puedo hacerlo?, me podrás cuestionar y mi respuesta es que, solo dejes que todo vibre, quieres reír, llorar, estar en silencio o incluso leerme algo escuchando tu canción favorita, ¡adelante!

La vida no hace una pausa, pero uno puede decidir hacerlo y sentir la profundidad del disfrute de un tiempo a solas, un auto abrazo, auto felicitación.

¿Hoy fallaste? ¿Hoy ganaste?, todo el tiempo estamos en constante aprendizaje y sea cual sea la batalla que estés viviendo, te invito a guardar la calma, a sumergirte en la auto reflexión y observar como espectador.

Visualiza todo el panorama, sin juzgar, ¡solo observa!, cierra los ojos, haz respiraciones y esta pregunta: ¿qué es lo que tengo que aprender de esta misión? Abre los ojos, abrázate y piensa hacia donde quieres ir.

Una vez tomada la decisión, ¡toma impulso! Y déjate guiar por la consciencia e intuición, ya que habrás conectado contigo.

Deseo que te funcionen estas pautas que he escrito para ti, con mucho cariño, para acompañarte en este proceso. ¡Anteriormente lo he comentado!. Muchos quieren estar en nuestros triunfos, pero ¿cuántos están dispuestos a estar con nosotros en nuestras batallas?

Lo expreso a manera de reflexión y deseo que todo fluya en ti, ¡puedes hacer ese cambio!

¡Platícame! ¿de qué manera conectas contigo?

 

Subscríbete a

MENTES ABIERTAS

Siempre hay oportunidades para ser positivos, Yolanda Mármol

Siempre hay oportunidades para ser positivos, Yolanda Mármol

     Es cierto que estamos viviendo una situación muy delicada; la pandemia ha puesto todo patas arriba y ha roto todos nuestros esquemas. Nadie está preparado para una situación así. Pero no es menos cierto que, el virus nos ha enseñado a sacar el lado más humano y ha desarrollado su lado más empático porque nos ha hecho ver, más que nunca, que todos somos vulnerables.

Siempre hay oportunidades para ser positivos

AUNQUE ESTEMOS EN MEDIO DE UNA PANDEMIA

 

 

 Yolanda Mármol

En este libro tendrás la valentía de mirar atrás, pero no desde la melancolía ni para aferrarte el pasado, sino para conocer tu punto de partida, y en qué tipo de persona quieres convertirte, porque la finalidad es que logres una transformación personal, donde prima tu ser, tu esencia, lejos de egos y lejos de ataduras materiales y emocionales.

Hay una frase del libro que me gusta mucho y que resume todo lo que en él te quiero transmitir y dice así: “Por grandes que sean tus miedos, si en tu corazón laten las ganas y deseos de hacer de tu sueño una obra de arte, te pondrán escaleras escurridizas para que consigas así, ser el propio alquimista de tu vida”.

Y hablando de vulnerabilidad, justo en esos momentos en los que una se encuentra más vulnerable, pude sacar el lado positivo y retomé la escritura del libro que había comenzado en el 2019 y que lo había ido postergando. Gracias al confinamiento pude acabarlo y a día de hoy está recién publicado y lleva por título: El viaje del que nadie te habló: Tu Ser.

En realidad el título del libro va muy en sintonía con lo que decía anteriormente, ya que, todo este caos ha hecho que nos replanteemos la vida de otra manera, a aprender cosas nuevas y hacer las cosas de una forma totalmente diferente a como veníamos haciendo. Todas nuestras acciones, que a muchas personas les ha hecho sacar lo mejor de ellas mismas, ha repercutido a todo un colectivo y sociedad, porque todos estamos interconectados, y no hay acción que no llegue a otra persona aunque esté lejos de nosotros, tal y como dice el siguiente proverbio chino que lo ilustra a la perfección: “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”.

Es un libro muy apropiado para leerlo en estos días, que pasamos más tiempo con nosotros mismos, porque nos hace reflexionar, pararnos a pensar en esas “pequeñas cosas” que, en nuestro día a día, nos pasan desapercibidas y realmente son las importantes, ya que vivimos en una sociedad en la que todo sucede demasiado rápido y el secreto está en tener una mirada más contemplativa para disfrutar de la vida y ser más felices.

Y para terminar, quiero dar las gracias a Mar Cantero por escribir el prólogo de mi libro. Para mí es todo un honor.

Muchas gracias a todos por estar ahí, y os envío un abrazo gigante.

 

Podéis ver la sinopsis del libro en mi web: www.yolandamarmol.com y adquirirlo desde allí dedicado y firmado, o escribirme un correo a: info@yolandamarmol.com

También en la web de Círculo Rojo.

Y si lo deseas sin dedicar, lo puedes encontrar en El Corte Inglés, FNAC, La Casa del libro y Amazon.

 

 

Subscríbete a

MENTES ABIERTAS

Entrevista Tessa Romero, autora del Bestseller “24 minutos en el otro lado”

Entrevista Tessa Romero, autora del Bestseller “24 minutos en el otro lado”

Entrevista a Tessa Romero

Autora del Bestseller

“24 minutos en el otro lado”

Por Mar Cantero

¿Temes a la muerte? ¿Crees que hay más vida después de esta? ¿O por el contrario, piensas que aquí se acaba todo? En Mentes abiertas, hemos tenido el inmenso placer de charlar con Tessa Romero, autora del besseller “24 minutos en el otro lado”. Te encantará conocer lo que nos tiene que contar sobre su ECM y sobre la muerte en general, en unos momentos en los que todos nos enfrentamos a la posibilidad de marcharnos de este mundo.

Tessa, ¿cuándo pensaste que sería bueno escribir el libro y por qué?

Desde que viví la ECM (Experiencia Cercana a la Muerte) en el año 2007, quise escribir este libro para ayudar a las personas a que no temiesen a la muerte ni a las enfermedades. Entonces comencé a visitar a moribundos y enfermos terminales en hospitales para acompañarles y llevarles un mensaje de esperanza. Comprendí que aún tenía mucho que aprender sobre lo que había experimentado. Por un lado, no me sentía preparada aún para escribir el libro y, por otra parte, reconozco que temía ser juzgada y criticada por la opinión pública. Transcurrieron años en los que tuve que sanar mi espíritu y comprender que la prioridad era amarme a mí misma. Hasta que no aprendí la lección, no pude escribir ni una sola palabra. Hoy entiendo que todo ocurre cuando tiene que ocurrir. Y el momento llegó en 2018, año en el que escribí mi libro. Ya estaba preparada para compartir mi experiencia con el mundo y afrontar las consecuencias, fuesen cuales fuesen.

¿Crees que es necesario haber pasado por una ECM para perder el miedo a la muerte y creer en una vida después?

En mi caso, yo no creía en la existencia de una vida después de esta. Tuve que estar “muerta” para creer. Hay personas que necesitan ver para creer y yo era una de ellas. Sin embargo, conozco a personas que creen sin ver. Ellas son la muestra de que es posible perder el miedo a la muerte y tener esperanza de que existe vida tras ella. Poseen fe. Una fe que nada tiene que ver con las religiones. Y también tienen una mente abierta. Como dijo Carl SaganLa ausencia de prueba no es prueba de ausencia”.

¿Piensas que tu historia puede hacer cambiar en algo a las personas que leen tu libro?

Ese era uno de mis objetivos cuando lo escribí. No deseaba solo ayudar a las personas para que viviesen sin miedo a la muerte sino también para que aprendiesen a vivir sin miedo. Según las opiniones públicas de los lectores y los correos y mensajes que recibo a diario desde muchos lugares del mundo, el libro les ayuda a no solo superar sus miedos ante la muerte y enfermedades o el duelo por la pérdida de seres queridos, sino que también les ayuda a transformar sus vidas. Muchas personas con depresión me cuentan cómo las páginas de este libro les ha ayudado a dar ese primer gran paso hacia la vida que se merecen. Es muy frecuente la opinión de que es un libro de cabecera indispensable para encontrar el sentido de la vida.

Tras lo que te ocurrió, ¿en qué aspectos cambiaste y de qué forma?

Cuando me diagnosticaron una enfermedad rara y mortal, sin cura posible dado el desconocimiento existente sobre ella, me rendí. Deseaba que la muerte llegase cuanto antes y así dejar de sufrir aquella tortura. Pensé que mi vida no valía nada y que todo cuanto había vivido hasta entonces no tenía significado. Sin embargo, esta experiencia me enseñó que toda vida humana tiene un propósito y que vivir vale la pena, aun cuando estemos sufriendo mucho. La vida tiene significado siempre, hasta el último aliento.

En estos duros momentos en los que, por fuerza mayor vemos la muerte, de manera global, cada día más cercana, ¿crees que se puede aprender a no temer a la muerte, aunque no hayas pasado por ninguna experiencia de ese tipo?

Sí, es posible. Nuestra sociedad nos ha mostrado la muerte como un tabú desde siempre. En cambio, vemos cómo en otras culturas enseñan desde la infancia que la muerte significa el tránsito a otra vida, el desprendimiento de este cuerpo físico y el abandono de este plano material para trascender a otro superior. Aquellas personas que viven íntimamente conectadas con la fuente interior de su ser, están conectadas a su vez con la fuente a la que estamos unidos todos los seres humanos. Cuando sientes la Energía Creadora dentro de ti, tienes la certeza de que esta vida es apenas un suspiro y que tras ella te aguarda otra vida. No sé cómo es, pero en “el otro lado” percibí que era AMOR puro y serenidad infinita.

¿En qué te gustaría que cambiaran las personas que leen tu libro?

Me gustaría que cambiasen para ser ellas mismas y no quienes los demás pretenden que sean, que se convirtiesen en las personas que han venido a ser a este mundo. Uno de los mayores arrepentimientos de los moribundos es no haber tenido la vida que deseaban por complacer siempre a los demás. Sería maravilloso que todo ser humano viviese sin esperar la aprobación de nadie y cumpliese sus sueños. Solo así podemos ser felices.

¿Crees que en la educación, en las familias y en los colegios, se debería incluir este tipo de aprendizaje, en lugar de aprender a evitar hablar de la muerte, ya que es un fin común?

Sí, creo que nuestra sociedad debería mostrar la muerte como algo natural desde que somos niños. De hecho, sin muerte no hay vida y viceversa. Son las caras de una misma moneda. Es muy doloroso perder a un ser querido o que nos diagnostiquen una enfermedad mortal, pero sería mucho más fácil si, en vez de tratar la muerte como un tabú, nos enseñasen a ver la muerte como algo que forma parte de nuestra existencia en vez de mostrarla como un espectro vestido de negro con la guadaña. Yo veo a la muerte como un ser amoroso que nos da la mano cuando llega el momento de abandonar esta frecuencia de vida para que no estemos solos en el tránsito hacia una existencia nueva.

¿Piensas que es mejor enfrentarse a la muerte y aceptarla como algo natural, en lugar de intentar escondernos de ella inútilmente?

Sí. Aceptar la muerte es aceptar la vida y admitir que nuestra realidad en la Tierra es durante un tiempo limitado. Escondernos de la muerte sería como esconderos del amor. Es imposible. No podemos huir de lo que somos. Somos seres infinitos y eternos en cuerpos temporales.

¿Cómo nos puede ayudar esto?

Cuando aceptamos la muerte como algo natural, nos permitimos ser nosotros mismos e ir en busca de la vida que merecemos. He conocido a más personas con más miedo a vivir que a morir. Cada vez que me dicen en alguna conferencia o charla con qué frase me gustaría terminar, siempre les digo: “Recordad que hay vida antes de la muerte”.

¿Qué es para ti la muerte?

Para mí la muerte es el puente que te lleva de una vida material a otra en la que no necesitamos este cuerpo que a veces se convierte en una jaula para nuestras almas. La muerte es la liberación de nuestro espíritu.

Supongo que en muchos casos se tratará de alucinaciones, pero en muchos otros no. Opino que la ciencia apenas conoce el funcionamiento del cerebro y del cuerpo humano. Conozco a neurólogos y neuropsicólogos que me confiesan que solo saben un mínimo porcentaje sobre la mente humana. Aún queda mucho por descubrir en este campo y estoy segura de que algún día podrá demostrarse la veracidad de las ECM.

¿Qué opinas de lo que dicen algunos médicos, que las ECM pueden ser una alucinación debido al proceso en el cerebro que ocurre al morir?

Supongo que en muchos casos se tratará de alucinaciones, pero en muchos otros no. Opino que la ciencia apenas conoce el funcionamiento del cerebro y del cuerpo humano. Conozco a neurólogos y neuropsicólogos que me confiesan que solo saben un mínimo porcentaje sobre la mente humana. Aún queda mucho por descubrir en este campo y estoy segura de que algún día podrá demostrarse la veracidad de las ECM.

¿Crees que algún día llegaremos a saber qué nos ocurre cuando morimos, gracias a las ECM, o algún otro tipo de prueba?

Sí, estoy segura de que algún día, no muy lejano, la ciencia demostrará estos procesos de los que se hablará con naturalidad. Creo que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva era de la ciencia que contempla la dimensión espiritual del ser humano junto con la física y química. La ciencia y la espiritualidad de la mano harán grandes descubrimientos para la humanidad.

¿Crees que ahora hay más casos de ECM que antes o es solo que antes no se contaba?

Creo que las ECM han existido desde siempre, pero las personas no lo han contado por miedo a ser considerados locos. Conozco muchos casos de personas que han vivido Experiencias Cercanas a la Muerte y ni siquiera lo han compartido con sus familiares por miedo a que piensen que no están en su sano juicio. Desde aquí, animo a las personas que hayan vivido una ECM a que compartan su experiencia, ya que así podrían ayudar a los demás transmitiéndoles un mensaje de esperanza de que hay vida después de esta.

Y por último, ¿tienes miedo a la muerte? ¿Por qué o por qué no?

No tengo miedo a morir. Tengo miedo a no vivir en plenitud porque esto significaría estar muerta en vida.

¿Quiénes creen que eran los seres con los que estuviste en el otro lado?

Me encantaría saberlo. ¿Seres interdimensionales? ¿Seres de luz a los que algunas culturas y filosofías denominan ángeles o guías espirituales? ¿Seres de algún lugar distante de nuestro universo? Me recibieron con más amor del que puedo describir y me dieron la oportunidad de regresar a la vida. Solo sé que no estamos solos.

Aquellos seres te dieron la opción de volver para salvar la vida de otra persona cuya vida corría peligro. ¿Por qué elegiste salvarla? Y, ¿llegaste a conocerla cuando regresaste?

Actué de forma inmediata. Lo hice por amor, sabiendo que mi alma regresaría a un cuerpo enfermo. Pero estaba decidida a impedir que aquella persona muriese.

¿Qué ocurrió con ella?

Tendrán que leer el libro para saberlo. (Risas).

Tessa Romero es periodista y socióloga. Es cooperante internacional de ayuda humanitaria. Tiene una amplia experiencia como periodista en gabinetes de comunicación nacionales e internacionales, y medios de comunicación como Cadena Ser y Radio Nacional de España, entre otros. Ha escrito manuales didácticos de música lírica y sinfónica, guías turísticas para España y otros países y artículos de turismo y cultura para la prensa nacional e internacional. Desde los 8 años comenzó a recibir premios literarios y su verdadera vocación, la de ser escritora, le impulsó a escribir este primer libro de crecimiento personal y cumplir su sueño de ayudar a los demás.

Para contactar con la autora: info@tessaromero.com 

Deja tu comentario bajo este artículo. Nos interesa mucho tu opinión. 

La revista no se hace responsable de la opinión de sus autores.